#YoMeQuedoEnCasaLeyendo con 7LR

Aquí pongo mi humilde granito de arena para que estos días de aislamiento podamos llevarlo con un poco de entretenimiento y de paso fomentemos el #YoMeQuedoEnCasaLeyendo.

Os dejo enlaces para la descarga gratuita de la novela con la que quedé finalista del Premio Planeta. Están en formato .epub y .mobi para que pueda leerse en distintos dispositivos de ebook.

¡Ánímo a todos!

7LR en formato .epub

7LR en formato .mobi

 

Carta a un joven escritor

Merece la pena leerlo. Estupendo artículo de Arturo Pérez-Reverte para los lectores y para quienes nos atrevemos a contar historias que con seguridad llevarán escritas desde hace siglos, narradas por otras personas, en otras lenguas, algunas ya extinguidas, en otras épocas y lugares, siempre guiados por esa particularidad de nuestra naturaleza que nos hace contar cosas, escribirlas y leerlas; empujados por la pretenciosa necesidad de sentirse leído, de intentar repetir esas mismas historias como si fuesen nuevas, con otros personajes, en otros escenarios, en nuestra lengua vernácula.

Y seguirá siendo así allí donde nos extendamos como especie, sean otros mundos y universos, bajo soles y lunas diferentes, bajo cielos estrellados donde no lucirán Vega, Arturo o la Cruz del Sur. Serán otras estrellas con otros nombres quienes guiarán nuestros miedos y pensamientos; pero eso no importará, porque mientras quede alguien dispuesto a seguir leyendo, habrá alguien dispuesto a contar esas historias.

Ver artículo en Zenda Libros

Entrevista en el programa «Por fin es Viernes»

Aquí os dejo el audio de la entrevista que me hicieron el la Cadena Cope Málaga, dentro del programa «Por fin es viernes», conducido por Antonio Briceño.

Sólo tengo palabras de agradecimientos por el detalle de invitarme y dejarme hablar de la novela. Un rato muy agradable en la que pude disfrutar de toda la magia de la radio.

 

Enlace al audio de la entrevista.

 

7LR – Ya publicamos en papel

Hoy, y con tan solo dos semanas de publicación en formato digital, hemos firmado con la editorial Ediciones del Genal un contrato para la publicación del libro en formato papel. En cuestión de 2-3 semanas, ya estará disponible en todas las librerías, además de las habituales plataformas digitales de compra, como Amazon, donde se podrá disponer de la novela en ambos formato: digital y papel.

Todos los escritores nacen y crecen desde las raíces de un lector empedernido, un animal que por naturaleza siente cierto espasmo nostálgico cada vez que tantea una pantalla digital y no capta el olor y el suave tacto del papel impreso. Así son los tiempos en los que vivimos, donde somos testigos de cómo se va construyendo una pasarela de transición que ha surgido desde la biblioteca tradicional, esa que se nos presenta alimentada de cientos de volúmenes impresos, con docenas de formatos, tamaños, ilustraciones, tapas duras y blandas; y con ese inagotable tesoro nacido de la necesidad más humana que tenemos: la de contar cosas, inventarlas y perpetuarlas. Ahora vamos camino de ese almacenaje despiadado del byte, el kbyte y los megas, que no entiende de “tangibles” y que nos prometen un universo infinito (¿hay universos finitos?) de lecturas que acapararían docenas de vidas nuestras, pero que podemos llevar en una mano camino del trabajo o de nuestro hotel de vacaciones.

Me declaro animal de biblioteca (nunca he visto un ratón merodeando una estantería) y por tanto, soy culpable del infame delito de seguir amando los libros en papel. Así que no cuesta imaginar lo que supondrá para mí tener mi novela entre las manos esperando a que la abra, lea unos renglones, y se me tuerza el gesto diciendo “¡pero qué hace esa coma ahí!”… pero como será mi libro lo malcriaré, lo pondré en un lugar preferente en las estanterías de mi vida, y juraré que mis hijos serán criados para que sientan la curiosidad de conocerlo a él y a todos sus semejantes.

 

 

Viernes Santo

(Extracto del capítulo «Viernes Santo» de 7LR – Siete lágrimas rojas)

Málaga se va vistiendo de noche y sus calles comienzan a ser testigos de lo que va a ocurrir. Son las siete y media de la tarde, el cielo se despoja de las últimas luces del día y a la luna llena se la ve saltando entre los tejados. La gente comienza a contagiarse de un murmullo que navega entre las calles como un maremoto. Los primeros movimientos tienen lugar en la plaza de la Constitución y en los aledaños de calle Larios, calle Compañía, calle Granada y calle Especerías. Los fieles han permanecido sentados durante todo el día encadenados a un silencio de luto que sólo quebraba el tañido de los campanarios y el revoloteo de las palomas. Aquel silencio estalla en los tímpanos de solo escucharlo. Nadie se ha movido desde entonces, nadie ha acudido a los comedores improvisados donde las ollas humeantes rebosan caldo recién hecho sin que ningún fiel haga cola. Las autoridades, entre ellas la alcaldesa, había recibido la primera noticia unas horas antes, a eso de las cinco, cuando el movimiento pasivo ya era un hecho: están de duelo, le dijeron los asesores de la alcaldesa, que ahora se preguntaba cómo acabaría todo aquel numerito; si ese silencio no sería el preludio de una gran tormenta. Lo primero que hizo la regidora fue preguntar por ese tipo raro que está en la (más…)

Jueves Santo

(Extracto del capítulo «Jueves Santo» de 7LR – Siete lágrimas rojas)

Micaela se acercó hasta la ventana donde Inés seguía ligada al infinito. Se dejó llevar como si el suelo hubiera adquirido un desnivel repentino y la hubiese empujado hasta ella. No fue consciente de en qué manera se decidió a acercarse hasta Inés para ponerse en cuclillas, cogerle la mano y mirarla a los ojos, esperando una reacción que no llegó. Sentía que aquella mano se le disolvía entre los dedos, fría y huesuda. E inerte. Micaela aguantó un buen rato, sin proferir sonido alguno. Acompañaba aquella mirada turbia de Inés en un escenario que se abría al resto de la habitación. Verónica le insistió que aquello era lo normal, que no esperase gran cosa. Micaela siguió con ella, esta vez pronunciando con suavidad el nombre de Ernesto, mullendo aquel nombre entre sus labios como un bisbiseo accidental, hasta que Inés entreabrió los labios y pronunció una frase quebrada que sonó a revelación celestial.

– Las golondrinas.

Verónica acudió a su tía y le agarró la otra mano. La animó a seguir hablando, a seguir balanceándose por el lado luminoso de la vida.

– Ernesto y yo siempre envidiábamos a las golondrinas – Inés prosiguió con voz queda –. Míralas, van y vienen cuando quieren. Son unos cuerpos diminutos, frágiles, casi insignificantes, pero contienen la fuerza más potente de la creación. La Libertad. Ningún hombre será tan (más…)

Entrevista en «Onda Azul» sobre 7LR

Extracto de la entrevista que me hicieron en «Onda Azul» el Lunes 3 de Abril, dentro del programa «Málaga al día 1ª Hora», con Celia Bermejo y Antonio Ismael. Unos minutos para hablar de la Novela, su lanzamiento, los premios Planeta, y hasta de mí… que no todo va a ser «vengo a hablar de mi libro»

Entrevista Onda Azul

«Por fin el trabajo está terminado»

Un mes de Noviembre de 2010, frente a una pantalla en blanco, escribí: «Cierra la puerta y camina hacia los confesionarios, pero no se detiene ahí». Cuatro años después, lo cerré con otra frase: «Y será sólo un instante, mi biznaga. Un solo instante…». Y hoy, casi siete años después, con un 4º finalista en los Premios Planeta bajo el brazo, puedo decir que por fin el trabajo está terminado.

¡Espero que os guste!

Para adquirlo en Amazón, en formato Kindle, aquí

Y para adquirirlo en Casadellibro, en formato ePub,  pues aquí

 

 

 

Ya tenemos fecha de publicación

Pues ya tenemos fecha de publicación de 7LR (Siete lágrimas rojas).

A partir del miércoles 5 de Abril ya estará disponible en formato digital en las plataformas de Amazon.com y Casadellibro.com a un precio de 6,25 Euros. Desde este momento la novela suelta amarras, deja de ser mía y pasa a ser vuestra. En ella van cuatro años de trabajo, muchas horas de lecturas, de revisiones, un 4º finalista del Premio Planeta… y millones y millones de ilusiones.

Alea iacta est !

7LR (Siete lágrimas rojas) – Capítulo 1

Dicen los entendidos en esto de escribir novelas, que la mejor manera de comenzar una historia  es aquella que lleva al  lector a introducirse en la trama desde los primeros párrafos. Esto es lo que dice la teoría, porque la práctica suele invitar pocas veces a que el autor pueda captar esa atención de forma tan inmediata. Pero hay novelas, como ésta de 7LR (y ya es la tercera que escribo) que me regaló ese momento pillándome por sorpresa; porque surgió así, como quien mira las escenas de una película que coges empezada. Yo me dedicaba a observar los personajes desde el punto de vista del narrador cuando de pronto, sin tan siquiera planificarlo, se me presentó  ahí delante, de sopetón, dejándome la misma cara que se le tuvo que quedar al primero de los personajes que aparece en la novela. Era la tercera página escrita y ya me había topado con la primera de las siete lágrimas. Reconozco públicamente que esta novela no la escribí yo. Me la escribieron mis personajes. Yo solo me dediqué a contar lo que veía (ventajas de un narrador que puede estar en todas partes)

Aquí tenéis el primer capítulo de la novela. Son sólo tres páginas en un documente PDF… pero es el comienzo de una larga historia, os lo aseguro 🙂

7LR (Siete lágrimas rojas) –  Capítulo 1 (pdf)